916 916 663
Empresa de Ozono Autorizada en la Unión Europea
generador de ozono máquinas de ozono purificadores de aire generadores de ozono appcc higiene alimentaria
24
JUL
2015

Los sistemas de ozono de ASP aumentan la productividad de las explotaciones agrícolas en un 28% de media

ASP Asepsia ha demostrado en más de 250 cultivos estudiados en invernaderos de Almería que el uso de agua ozonizada en la agricultura incrementa la productividad de las explotaciones entre un 15% y un 40%.

Los sistemas de ozono de ASP aumentan la productividad de las explotaciones agrícolas en un 28% de media

La metodología desarrollada por ASP favorece la oxigenación de las raíces, la mejor calidad del producto y previene las enfermedades de la planta. Además, los servicios de ASP de ozono para la agricultura reducen los costes económicos gracias al ahorro en químicos, abono y agua de riego. Mayor productividad y menor coste hacen que las explotaciones sean más rentables.

Las principales aplicaciones del ozono en la agricultura son la inyección de agua ozonizada en el riego y los tratamientos foliares por pulverización (sustituyendo al sulfatado o al fumigado). El riego con agua ozonizada desinfecta las raíces y el sustrato, lo que impide enfermedades causadas por hongos o bacterias como Phytophthora, Fusarium o pudrición bacteriana; mientras que su descomposición en oxígeno asegura unas raíces nuevas y sanas hasta el final del cultivo. A su vez, los tratamientos foliares con ozono evitan otros ataques bacterianos o fúngicos como la ceniza, Botritis o mildiu.

ASP Asepsia ha desarrollado un sistema de ozono para agricultura innovador, con equipos fabricados en España por la propia marca, que produce agua ozonizada mediante un control continuo a través de una sonda redox en el tanque donde se mezcla el H2O con O3. Mediante su experiencia sobre el terreno ha comprobado los beneficios del ozono en la rentabilidad del cultivo, siempre y cuando se cuente con los equipos adecuados, se sigan una serie de procedimientos y estos estén supervisados por profesionales especializados. “Ozonizar el agua y echarla al cultivo sin más no solo no es eficaz sino que conlleva riesgos. El control de la cantidad de ozono así como la metodología es fundamental”, comenta Silvia Peña, Directora Técnica de ASP Asepsia.

Ozono y agricultura


El ozono, la forma más activa de oxígeno, convierte el agua en desinfectante natural que elimina de manera fácil y eficaz virus, bacterias, hongos, algas, esporas y demás microorganismos. Es destacable que debido a su naturaleza, el ozono no deja ningún tipo de residuo químico, ni en la instalación ni en el producto alimenticio, ya que se descompone en oxígeno.

Al evitar los residuos, se reducen significativamente el uso de químicos y, en particular, se evitan largas y costosas desinfecciones de suelos que impiden la producción durante semanas y conllevan el cierre de las instalaciones. Además, el ozono no produce impacto ecológico en la explotación ni afecta a las cualidades de los frutos. Los productos y la propia instalación se adaptan mejor la calidad requerida por legislación y los clientes, a la vez que se respeta el medio ambiente. Por eso, el ozono mejora la eficiencia de la explotación agrícola y facilita el acceso a los mercados, tanto nacionales como internacionales.

Ozono para la conservación de frutas y hortalizas


Por otro lado, el ozono en estado gaseoso es muy eficaz para la conservación de frutas y hortalizas. Usado en el interior de cámaras frigoríficas y salas de manipulación permite la reducción de hongos, bacterias y virus superficiales. También elimina de forma continua el etileno del ambiente, alargando el tiempo de conservación de frutas y hortalizas. En resumen, con ozono se pueden obtener productos frescos durante más tiempo y controlar el etileno y la maduración de los frutos.

¿Deseas que te asesore un experto?