916 916 663
Empresa de Ozono Autorizada en la Unión Europea
generador de ozono máquinas de ozono purificadores de aire generadores de ozono appcc higiene alimentaria
20
JUL
2016

Cómo quitar el mal olor de las tuberías

Quitar el mal olor de las tuberías, cañerías o cloaca que puede aparecer tanto en edificios publicos como aseos o cocinas es muy importante ya que daña mucho la imagen de un establecimiento y provoca pérdida de clientes

Cómo quitar el mal olor de las tuberías

Quitar el mal olor de las tuberías, cañerías o cloaca que puede aparecer tanto en edificios publicos como aseos o cocinas es muy importante ya que daña mucho la imagen de un establecimiento y provoca pérdida de clientes, sobre todo cuando el hedor se extiende por zonas aledañas como la sala de restaurante o las oficinas, o afecta a habitaciones de hotel, por ejemplo. Hay que tener en cuenta que, además, estos olores que salen de los desagües no son sólo una incomodidad insoportable, sino que provoca espacios interiores poco saludables, porque el olor lo produce la presencia en el ambiente de compuestos contaminantes.

Por las tuberías de las cocinas o los aseos de bares, restaurantes, cafeterías, clínicas y las de los propios hogares se eliminan toda una serie de desechos químicos y orgánicos como cremas, pasta de dientes, grasas, jabones, detergentes, pelos y otro restos.... Todos estos compuestos no se disuelven en agua sino que se van depositando y acumulando en las cañerías formando una película adherida a ellas y convirtiéndose en un reservorio perfecto para el desarrollo de microorganismos por la degradación de la materia orgánica y contaminantes químicos.

Hay que destacar que en ocasiones los bares, restaurantes e industrias suelen tener escasa ventilación y la renovación del aire es imposible, por lo que hay sumar la presencia de otra serie de compuestos propios de la actividad profesional desarrollada en el propio local, como por ejemplo, los resultantes del cocinado. Todo ello, provoca un problema aún mayor que debemos abordar para quitar el mal olor de las tuberias.

El ozono como solución para eliminar el olor a tubería

Debido a todos los problemas que genera, las empresas necesitan eliminar los malos olores a tubería o cañería y desinfectar el ambiente e instalación. Para ello ASP Asepsia utiliza el ozono, un agente biocida y desodorizante de gran eficacia que además no deja residual químico pues se descompone en oxígeno. Éste se puede aplicar directamente en las tubería y también se puede utilizar para purificar el ambiente interior de la cocina, aseo, sala del restaurante, etc.

El ozono es un gas formado por tres moléculas de oxígeno y tiene un poder oxidante alto, por lo que presenta un amplio espectro de actuación en la contaminación del ambiente interior, mejorando la calidad del aire. ASP utiliza en sus instalaciones equipos generadores de ozono de fabricación propia en España. Además realiza un control periódico de calidad del aire para asegurar que se produce una correcta desinfección, eliminando organismos vivos, contaminantes químicos y todo tipo de hedores, ya que el ozono destruye las moléculas responsables del olor.

Con los servicios de ASP de instalación y mantenimiento, el ozono se puede utilizar en presencia de personas, tanto clientes como trabajadores, porque de este modo se garantiza la eficacia del sistema y que se mantienen de forma continua las concentraciones marcadas por la normativa vigente. De esta manera se asegura la purificación del aire interior de la estancia, consiguiendo para el cliente y el trabajador un ambiente seguro, agradable, fresco y libre de malos olores.

¿Qué provoca el olor a cañería?

En general, las moléculas odoríferas en su estructura química cuentan con compuestos azufrados como el sulfuro de hidrógeno, típico olor a huevo podrido; y con grupos aminados como amoniaco o indol, cuya característica es olor picante, fecal, nauseabundo; con ácidos como ácido acético y ácido butírico, entre otros, que corresponden a olores rancio, vinagre, aldehídos; y cetonas como formaldehido y acetaldehído, con características de olores ásperos y picantes.